MISHPATÍM

En esta parashá, Shemot cap.24-7, está escrito que el pueblo de Israel, antes de recibir la Torá, dijo: “…Naase Venishmá…” (Haremos y Entenderemos). Con esta expresión, el pueblo mostró su entera confianza en D-s, de que las leyes que iban a recibir eran las mejores para su crecimiento espiritual, esto lo dijeron sin conocer el contenido de la Torá.

            Hay un secreto en el “Naase Venishmá” (Haremos y Entenderemos).

            Una persona puede hablar durante horas sobre el concepto de la amistad ó el amor y organizar seminarios y leer libros sobre estos temas, pero hasta que no vivencia la amistad ó el amor no puede saber lo que significa verdaderamente.

            Y así es como el pueblo lo entendió, “siendo que la finalidad de la Torá es desarrollar el alma de la persona, sino la vivenciamos no la podremos entender. Por esta razón dijeron, Naase, esto es, haremos, vivenciaremos y luego “nishmá”, entenderemos.

            Por ejemplo, el Shabat. Si una persona se sienta en su casa, y espera que le nazca el amor al Shabat no le va a surgir. Pero si vivencia un Shabat, se desconecta del trabajo y de los asuntos diarios y vivencia el cumplimiento del Shabat podrá tener una vivencia espiritual, y entender lo que el Shabat nos aporta, la paz, el sosiego, y la fuerza espiritual, cuando reconocemos al parar nuestra labor creativa que D-s creó el Mundo.

            Por eso el pueblo adelantó la práctica al entendimiento, esto es un camino opuesto a la lógica, ya que nosotros primero queremos entender y luego hacer.

            Sin embargo el pueblo aquí nos descubrió este importante secreto, primero tenemos que tener la vivencia y luego vamos a comprender el beneficio que estas leyes tienen para el desarrollo de nuestra alma.

Por Rav Moshé Bendahan

No Comments Yet

Comments are closed


Notice: Undefined index: HTTP_REFERER in /var/www/vhost/cjmadrid.org/home/html/wp-content/plugins/wp-back-button/wp-back-button.php on line 80
Volver